Cuando en marzo de 1493 la carabela Pinta tocó tierra por primera vez tras su regreso del Nuevo Mundo, Baiona se convirtió en el primer puerto europeo que recibió la noticia del descubrimiento de América. Las repercusiones y el impacto que este hecho ha tenido en la vida de la Villa y en su entorno, no necesitan ser mencionadas aquí.

La Leyenda-Milagro del Cabaleiro das Cunchas o Cabaleiro de Bouzas nos hace soñar con la posibilidad de que Bouzas haya sido el primer puerto gallego y español en tener contacto con los restos del Apóstol Santiago antes de llegar a su destino definitivo en Compostela,…, pero no sólo eso; también nos ofrece una explicación del origen de la concha de Vieira como estandarte universal del Mundo Xacobeo. Sumados ambos efectos podemos afirmar que nuestro querido héroe nos ha brindado una inmejorable oportunidad para reclamar el protagonismo de la Villa de Bouzas en:

1. La Ruta Marítima del traslado del cuerpo del Apóstol Santiago a Galicia.

2. La instauración de la concha de Vieira como símbolo del peregrino.

Dedicaremos esta sección de la página web a divulgar la Leyenda-Milagro y su fantástico relato de los acontecimientos ocurridos en Bouzas durante el paso de la barca del Apóstol Santiago por su orilla. También queremos recordar a aquéllas y a aquellos que han abanderado al Cabaleiro en la cena-homenaje que se celebra en su honor el primer viernes de nuestras Fiestas desde el año 2004, por haberse distinguido en la defensa de nuestra Villa, de sus Tradiciones y de su Hecho Diferencial.

 

El “Cavallero” de Bouzas. Un héroe, olvidado, en la Ruta del Apóstol a Galicia

Este libro recoge, prácticamente, el único trabajo de investigación dedicado al reconocimiento de Bouzas (Vigo) como espacio físico de la Leyenda-Milagro. En él se analizan documentos gráficos y literarios como las “120 Leyendas Gallegas” de Carré, “Los Anales del Reyno de Galicia” o la tabla del “Chevalier des Coquilles”. Para adquirir un ejemplar puedes contactar con La Cofradía del Sto. Cristo de Los Afligidos de Bouzas a través de su dirección de correo: info@viladebouzas.com

Por último, ojalá seamos capaces de concienciar a las Autoridades Locales y de crear la suficiente “masa crítica” para hacer explotar por fin el potencial religioso, turístico, económico y social del Cabaleiro das Cunchas y de la Ruta Marítima del Apóstol Santiago pasando por nuestra Ría y, concretamente, por “el lugar llamado Bouzas”.

Y para que podáis comenzar a entrar en materia, aquí os dejamos un resumen de la leyenda y el enlace a la versión novelada del Cabaleiro das Cunchas, Cabaleiro de Bouzas.

 

 

 

 


La leyenda del Cabaleiro das Cunchas y el origen de la Vieira como símbolo del Peregrino en la Villa de Bouzas

 

Cuenta una vieja leyenda que a un lugar llamado Bouzas vinieron dos jóvenes de muy importantes y señaladas familias a celebrar su boda. La familia del novio procedía de Gaia, en el Reino de Portugal, y la familia de la novia procedía de Amaia, en el Reino de Galicia, donde mantenía tierras e importantes posesiones en Bouzas.

Esta pequeña y hermosa villa marinera, situada en mitad de la Ría de Vigo, justo enfrente de las Islas Cíes o Islas de Baiona, fue el lugar elegido para celebrar la boda, al encontrarse a medio camino entre Gaia y Amaia, lo cual facilitaba el viaje a gran parte de los invitados.

Uno de los entretenimientos de la boda consistía en abofardar, juego en el que los señores, montados a caballo, lanzaban al aire sus cañas, bofardas o lanzas, teniendo que recogerlas al galope antes de que cayesen al suelo.

Cuando llegó el turno del novio, éste lanzó su bofarda y, mientras esperaba la caída de la lanza, observó cómo el viento desviaba súbitamente su trayectoria dirigiéndola hacia la Ría. El Caballero azuzó su caballo para no perder la lanza en el mar y, en su desesperado intento, lo que consiguió finalmente fue hundirse en el agua con su caballo y desaparecer.

A medida que el tiempo transcurría y la desesperación de todos aumentaba, vieron acercarse una barca que se dirigía hacia el punto donde había desaparecido el novio y su caballo. Cuando ya todos lo daban por muerto, ¡ sucedió el gran milagro ! Al paso de la barca, el Caballero emergió milagrosamente de las aguas con sus ropas y caballo cubiertos de Conchas de Vieira.

Atónito y confundido por los hechos ocurridos, el Caballero dirigió su mirada hacia los tripulantes de la nave quienes, emocionados, alzaron sus ojos al cielo exclamando:

Verdaderamente quiere Jesucristo manifestar su poder delante de ti y de aquellos que están en esta tierra, para bien y honra de éste, su vasallo, que llevamos en esta nave para darle cristiano enterramiento.

Nuestro señor Jesucristo quiso mostrar a través tuya, a los presentes y a los futuros, que quien a éste su vasallo quieran amar y servir, deberán visitarlo allí donde fuese enterrado llevando conchas como esas de las que tú estás cubierto, como sello de privilegio.

Él, a cambio, les ofrecerá que el Día del Juicio Final sean reconocidos por Dios como vasallos suyos, y por la honra que le hicieron a su vasallo y amigo Santiago al visitarlo y reverenciarlo, los resucitará en su Santa Gloria y Paraíso.

Después de escuchar a los discípulos, el Caballero pidió que lo bautizasen y regresó a la playa donde se reunió con su novia y les contó a los presentes lo ocurrido.